Clea Helena (Caracol Asesino)

Familia: Buccinidae

Género: Clea

Distribución Geográfica: se encuentra mayormente en Indonesia y en todo el sudeste asiático.

Hábitat: cursos de aguas lentas, preferentemente con suelo arenoso o fangoso para poder enterrarse.

Tamaño: 2 a 3 cm.

Forma y coloración

El caracol asesino tiene concha cónica, con 4 o 5 espirales y extremadamente gruesa, Cuentan con opérculo. Su cuerpo presenta un color claro. Posee ojos y dos pequeños cuernos, al igual que el resto de caracoles. Posee una probóscide (trompa) situada en la parte superior de su cabeza.
Está provisto de una concha en forma de espiral, de color beig con franjas marrón oscuro. Estos colores, se oscurecen conforme crece. Su concha resulta bastante gruesa para su pequeño tamaño, la cual en un agua con poco calcio, tenderá a agujerearse. Suele alcanzar su concha, los 2-2,5 cm de largo y entre 1-1,5 cm de grosor aproximadamente. También presenta estrías en la misma, por lo que la superficie de la concha no es lisa como en otros caracoles

Diferencias sexuales: No visibles exteriormente.

Temperatura: 20º y 26ºC

Agua: entre 8º y 18º dGH y Ph: Entre 6,8 y 7.5
Acuario

En 15 litros podría mantenerse un pequeño grupo, siempre y cuando nos preocupemos de suplir sus necesidades alimenticias.
Puede convivir con otros peces de pequeño tamaño e invertebrados, como las gambas, a las que solo comerá, cuando estén moribundas o muertas. Señalar por supuesto, que este caracol, al igual que otros caracoles, resulta incompatible con peces que se alimenten de caracoles (Botia, Pez Globo, etc.).

Alimentación

Es, como todos sus parientes, carnívoro. Depredará sobre otros caracoles y almejas. También se ocupara de limpiar todo rastro de cualquier pez muerto. En el acuario se lo puede alimentar con carne, aceptara también alimentos comerciales altos en proteína animal que lleguen al fondo.

Comportamiento

Este caracol asesino, el Clea Helena, no tiene su apodo (caracol asesino) en vano. Ya que persigue y da caza a otros caracoles, a los cuales, una vez interceptados,en la misma concha en la que viven sus victimas, los devora poco a poco, introduciendo una prolongación de su boca a modo de trompa (no confundir con la probóscide), hasta que finalmente, solo queda una reluciente concha vacía. Una vez consumida la víctima, el Anentome Helena necesita del orden de 1-2 días, para digerir la presa. De modo que en ese tiempo, no consumirá otros caracoles. De ahí que para usarlos como método de control o exterminio de plagas de caracoles, necesitemos de un número determinado, que irá en función del tamaño del acuario. Otro punto con el que coincide con los Melanoides Tuberculata, es en la costumbre de enterrarse. Eso si, su motivo será el de caza. Es por ello por lo que es un caracol bastante útil. Persigue a sus presas tanto encima como por debajo del sustrato.

Shares
tienda de reptiles y acuariofília
Dirección: Plaça Marcet nº10-12, en Sabadell.
Teléfono: 937 15 53 97.
Email: info@tierraexotica.es
instagram Tierra exótica facebook tierra exotica